Arquitectura Sustentable
Edificios y espacios urbanos sustentables
 
 

Actualidad

 

ECUADOR Y BOLIVIA Y LOS DERECHOS DE LA NATURALEZA

La Constitución del Ecuador:
La Primera en el Mundo en Reconocer los Derechos de la Naturaleza

El Preámbulo de la nueva Constitución del Ecuador, aprobada en  el 2008  comienza su primer párrafo con esta declaración:

“Nosotras y nosotros, el pueblo soberano del Ecuador, reconociendo nuestras raíces milenarias, forjadas por mujeres y hombres de distintos pueblos, celebrando a la naturaleza, la Pacha Mama, de la que somos parte y que es vital para nuestra existencia, invocando el nombre de Dios y reconociendo nuestras diversas formas de religiosidad y espiritualidad, apelando a la sabiduría de todas las culturas que nos enriquecen como sociedad.”

Mas adelante; en el Capítulo Séptimo (artículos 71 al 74) se despliega con mayor definición esta Declaración ( ver Capítulo Séptimo )

Es este un avance de suma importancia para la humanidad en su conjunto, que sienta las bases para un nuevo orden jurídico que le reconoce a la naturaleza derechos que con el actual andamiaje jurídico existente a nivel mundial no tiene.

Es también un aporte desde la visión cultural latinoamericana, desde la raíz de los pueblos originarios hacia el conjunto de la humanidad y una confrontación de valores y principios que, por su profundidad, supera toda confrontación ideológica habida en los últimos dos siglos.

Es también un llamado a la reflexión individual y colectiva acerca de cuál es nuestra misión en el mundo y hacia adonde deberíamos dirigir nuestros esfuerzos y prioridades de acción.

En el siguiente video, Maria Fernanda Espinosa, quién fuera canciller de Ecuador y es actual Ministra Coordinadora de Patrimonio Cultural y Natural del Ecuador relata parte del proceso y reflexiona sobre su aplicación práctica.

 

En Bolivia le Otorgan por Ley a la Naturaleza Once Derechos Fundamentales

En Bolivia está por pasar la primera ley en el mundo que le otorga a la naturaleza los mismos derechos que a los seres humanos, haciendo al hombre, a la planta, al animal, al río o a la montaña, iguales. La Ley de la Madre Tierra, acordada por los políticos y con un fuerte apoyo popular, redefine las riquezas minerales del país como “bendiciones” y propone radicales medidas de conservación para reducir la contaminación y controlar la industria.

La nueva legislación otorga 11 derechos básicos a la naturaleza, entre los que destacan:

El derecho a la vida y a la existencia; el derecho a continuar ciclos vitales y procesos libre de la alteración humana; el derecho al aire limpio y al agua pura; el derecho al equilibrio; el derecho a no ser contaminada; el derecho a no tener su estructura celular contaminada o alterada genéticamente. Y quizás, lo más interesante: el derecho “a no ser afectada por mega infraestructuras y proyectos de desarrollo que afecten el balance de los ecosistemas y las comunidades de los pobladores locales”, lo que en teoría prácticamente bloquearía la mayoría de los proyectos petroleros, mineros y de extracción de recursos naturales.

“Es histórico mundialmente. La Tierra es la madre de todos”, dijo el vicepresidente Alvaro García Lenera. “Establece una nueva relación entre el hombre y la naturaleza, la armonía que debe de ser preservada como garantía de su regeneración”.

Como parte de este proyecto que reconoce a la Madre Tierra, o Pachama, entre las culturas locales, como una entidad legal, se establecerá un Ministerio de la Madre Tierra y se nombrará un ombudsman para monitorear a las  industrias y protegerá a  las comunidades y ecosistemas.
     

     

Volver a Actualidad

 




Los derechos sobre imágenes y textos del sitio en su totalidad quedan reservados © Buenos Aires 2009 arqsustentable.net