Arquitectura Sustentable
Edificios y espacios urbanos sustentables
 
 

Actualidad

 

UN TEMA EXCLUYENTE: “RIO+20” –  Parte II

A medida que se acerca la fecha de la 4ta. Cumbre de la ONU conocida como RIO+20 pareciera que las posturas fundamentales, los acuerdos y las confrontaciones ya están planteados.

Las posiciones que se despliegan entre los distintos actores, van desde la aceptación sin reticencias al rechazo mas absoluto (con una serie de escalas intermedias) de la propuesta alentada por los centros financieros y las corporaciones para imponer a escala planetaria los mecanismos legales – mediante organismos a ser creados en la ONU - que obliguen a las naciones (básicamente las emergentes o en vías de desarrollo) a adoptar una nueva forma de pensamiento único en función del concepto que podemos sintetizar como Economía Verde – ver Parte I en esta misma Sección -

En realidad, los lineamientos básicos de la Economía Verde ya estuvieron planteados (y no aprobados) en las COP 15, 16 y 17 bajo la justificación de disminuir la huella ecológica para enfrentar al  cambio climático. Esta vez – en la RIO+20 – casi las mismas tecnologías y los mismos argumentos se emplean para sostener que es la única manera de alcanzar un Desarrollo Sustentable.

Con el paso de los días, nuevos documentos y propuestas se producen y difunden sumando oposiciones y acuerdos a esta idea básica y entre ellos señalamos al segundo informe presentado por el Secretario General de la ONU como relevante, porque en el mismo se baja y se define la “línea oficial” del organismo, en consonancia con las corporaciones, los organismos financieros  internacionales y los centros de poder mundial.

El Informe presentado por el Grupo de Alto Nivel convocado por el Secretario General de las Naciones Unidas

El 30 de enero de 2012 se difundió el Segundo Informe elaborado con el auspicio del Secretario General de la ONU. Esta vez se define al mismo como un informe de “Alto Nivel” – participaron Presidentes en ejercicio en su elaboración – y el título elegido es “Pueblo Fuerte  Planeta Fuerte - Eligiendo un Futuro Valioso” (la palabra “worth” en inglés se la puede asociar a valioso en sentido monetario)

En este Informe se dan algunas cifras que pretenden ser contundentes, tales como: 

1- Para 2040 la población mundial pasará de los actuales 7 mil a 9 mil millones de habitantes.
2- Los consumidores de la clase media (¿como los determinarán?) llegarán a ser 3 mil millones en los próximos 20 años.
3- En base a lo anterior para el 2030 el mundo necesitará 50% mas de comida (nada se dice de la producción actual que alcanzaría para 12 mil millones si se la distribuyera equitativamente),  45% mas de energía (es justo lo que se puede ahorrar si se emplearan métodos para ahorrar energía en lugar de aumentar la oferta) y un 30% mas de agua (que también podría encararse con los ahorros en el consumo y la reutilización

A partir de allí, todas la calamidades sobrevendrán si no aceptamos sus propuestas y la amenaza mayor consiste en los 3 mil millones de personas (no dicen si ahora en 2030 o 2040) condenados a la eterna pobreza como producto de la inacción de sus gobernantes. (seguramente serán muchos mas los pobres de seguir todo como viene) Luego de estas cifras, ha llegado para los integrantes del Panel el momento de las recomendaciones y éstas son nada menos que 56.

Claro que mas allá de las largas disquisiciones de buenas intenciones centradas en como disminuir la pobreza y de la aceptación que por año se pierden mas de 5 millones de hectáreas de bosques o que el 85 de los peces que existían ya han sido depredados, nada realmente concreto se propone para eliminar el riesgo de los cultivos transgénicos asociados a potentes herbicidas con todas las consecuencias que de esta nefasta combinación derivan (pérdida de diversidad; deforestación a gran escala; enfermedades generadas con incidencia creciente en las poblaciones rurales, pérdida de la soberanía alimentaria, desplazamiento de poblaciones campesinas, etc. etc.) ni tampoco de las inmensas e irreversibles consecuencias que produce la Megaminería que es actualmente rechazada por los pueblos de toda la Región Latinoamericana, ni de cómo enfrentar la devastación producida en las especies marinas de todos los mares por la denominada “pesca de arrastre”, ni como evitar la contaminación creciente de aguas, suelos y atmósfera por emisiones sin control, ni de las crueles condiciones de deterioro que para la salud animal se producen como consecuencia de la manera como se “crian” pollos, cerdos y vacunos, ni del estrés en aumento que para los habitantes de las ciudades resultan de las altas concentraciones que genera la especulación inmobiliaria, la falta de transportes adecuados y la permanencia constante en ambientes deshumanizados y alejados de la naturaleza.

Pero si se insiste una y otra vez a lo largo de las distintas recomendaciones, en la necesidad de la “colaboración como socios” entre los gobiernos y las empresas, en que toda la acción pública se enfoque a asegurar la capitalización de las mismas y de que solo el desarrollo tecnológico podrá resolver los problemas del mundo actual y que este desarrollo debe de ser aplicado y conducido por la actividad privada.

Es difícil seleccionar cuál de estas propuestas puede ser la peor, pero la idea de que es necesario ponerle precio a los servicios que brinda la naturaleza (en  la recomendación 27 y siguientes) para poder incluir estos valores en las evaluaciones económicas produce en una gran cantidad de latinoamericanos una sensación muy fuerte de repugnancia.

Así planteadas las posiciones, la Cumbre RIO+20 será una Cumbre eminentemente política. El riesgo siempre presente es que las decisiones las tomen gobernantes a espaldas de los deseos de sus pueblos por presión, extorsión o corrupción. La Cumbre sucederá y pasará, pero el conflicto continuará.




Volver a Actualidad

 




Todo contenido en este sitio puede ser reproducido con el único requsito de que se mencione arqsustentable.net como fuente