Arquitectura Sustentable
Edificios y espacios urbanos sustentables
 
 

Titulo

 

UN RANKING DE SUSTENTABILIDAD MUY POCO SUSTENTADO

Eduardo Yarke

En noviembre de 2010 se presentó en Mexico DF el informe elaborado por el grupo de expertos de The Economist Intelligent Unit  titulado “Ranking de Sustentabilidad para 17 Ciudades Latinoamericanas”. En dicho informa (ver nota del mes de diciembre)  hay una serie de inconsistencias que ponen en duda la confiabilidad de sus conclusiones. En esta nota se analiza de dicho informe la parte referida a la Ciudad de Buenos Aires.

 

La Evaluación de Buenos Aires como ciudad sustentable

El Area Metropolitana Buenos Aires está localizada en la margen occidental del Rio de la Plata. Desde su centro inicial, que es hoy la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), se fue extendiendo con el transcurso del tiempo y sin solución de continuidad por la Provincia de Buenos Aires (que la rodea) siguiendo las líneas de comunicación ferroviaria y vial, hacia el interior y a lo largo de la costa del río.
Su territorio es una planicie ondulada (con una altura promedio de 25 msnm) cruzada por numerosos cursos de agua que se dirigen al Rio de la Plata.

Como es un área en expansión, hay diferentes maneras de considerar su límites, pero la mas utilizada de sus denominaciones es la de Area Gran Buenos Aires (AGBA) que incluye a la ciudad original y a 24 jurisdicciones municipales (llamadas Partidos) con una superficie total de 2590 km2 y una población según censo 2010 de casi 12.800.000 habitantes, que son el 32% de la población total de la Argentina.

De esa superficie, la CABA solo ocupa unos 200 km2 (el 7,7%) con una población de casi 2.900.000 habitantes (el 22,6%) lo que da por resultado la muy alta densidad de 14500 habitantes por km2.

La CABA y su entorno constituyen una unidad productiva, social, ambiental y económica gestionada por diferentes jurisdicciones. Los servicios de agua, cloacas, energía, comunicaciones y transportes que eran gestionados por empresas del Estado Nacional, son ahora (luego de las privatizaciones de la década del 90) gestionadas por empresas concesionarias controladas por el mismo Estado Nacional que mantiene la propiedad de los bienes y recursos. La educación, salud y vivienda es gestionada por cada jurisdicción, quienes mantienen también la responsabilidad sobre planificación local, espacios verdes, usos del suelo, pavimentos y aceras, calidad del aire, nivel de ruidos, estacionamientos, etc.

Como mejor demostración de que es imposible analizar a la CABA sin tomar en cuenta al resto de los Partidos del AGBA vale informar que todos los días laborables mas de 2.500.000 personas ingresan desde el llamado conurbano a la ciudad, a trabajar, estudiar, atenderse en los hospitales públicos o privados, comprar o pasear. El flujo de automóviles que ingresan a la Ciudad supera los 1.350.000 diarios que se suman a mas de 700.000 (un tercio de los matriculados en la CABA) que utilizan los residentes dentro de los limites de la Ciudad cada día.

Aglomerado Urbano de Buenos Aires

Este flujo de personas y vehículos (a los automóviles particulares se suman taxis, buses, remises, camiones, etc.) que duplica o triplica los valores propios tiene, sin dudas un definitivo impacto sobre cualquier indicador que se analice  (emisiones, consumos de energía, densidad real, uso de los espacios verdes, transporte, congestionamientos vehiculares y de personas, deshechos generados, nivel de ruidos, consumo de agua, etc., etc.). Sin embargo en el informe de The Economist Unit  se lee en la pag. 52 de la versión en español lo siguiente “Buenos Aires es la ciudad capital de Argentina y aunque su área metropolitana alberga 12,5 millones de personas, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es considerablemente más pequeña ya que posee 3,1 millones de habitantes. Para el Índice se considera la ciudad pequeña y por esto Buenos Aires se ubica como la décima ciudad más grande entre las 17 estudiadas.”

A partir de esta inconcebible decisión inicial, todo análisis de indicadores carece del menor sustento.

Si bien esto solo descalifica al estudio, hay otros elementos muy gruesos que es necesario destacar. Tomemos solo dos de entre varios, por su mayor importancia:

  • 1- En todo el informe de las 17 ciudades, solo se consideran las emisiones de CO2 a partir del consumo de energía eléctrica.
Desde hace 60 años, en la CABA se utiliza el gas natural. Con excepción hecha de los asentamientos (que contienen un 10% de la población total) todos los edificios incluyendo viviendas, oficinas, escuelas, hospitales, etc. tienen provisión de servicio eléctrico y de gas natural por redes. Con gas natural se cocina, se calienta agua y mayoritariamente, se calefacciona. Las centrales térmicas presentes dentro de la ciudad funcionan con gas natural durante la mayor parte del año. Solo los días fríos utilizan fuel-oil para permitir que el gas siga abasteciendo los edificios En términos energéticos el consumo del gas natural es cuatro veces superior al consumo de energía eléctrica.   

Por eso, al considerar solo la energía eléctrica como fuente de energía y causa de las emisiones de CO2, no es de extrañar que el informe en la misma página 52 exprese: “Por otra parte, la ciudad tan sólo consume 535 megajulios de electricidad por cada US$1.000 de PIB en comparación con el promedio del Índice que es de 761 megajulios. Sin embargo, este es el promedio más elevado de consumo de electricidad si se mide contra las otras dos ciudades de ingresos altos. Buenos Aires se desempeña bien en políticas de reducción de emisiones de CO2”

  • 2- Se toman por ciertas y sin verificación las afirmaciones del Gobierno local de la CABA

Si bien las prácticas políticas habituales establecen una brecha mas o menos importante entre las declaraciones y los slogans propagandísticos con respecto a la realidad, en el caso de CABA esa brecha adquiere niveles inaceptables.

Pero lo mas grave no es que un gobierna mienta respecto de los objetivos y los logros alcanzados, sino que el equipo de “expertos” de The Economist Unit tome por ciertas esas mentiras y las muestre como “Proyectos Ejemplares”

El caso mas flagrante es el llamado BRT (Bus de Transporte Rápido). Mas allá de considerar que lo que ha sido una buena solución para el transporte público en Curitiba o en Bogotá no tiene porque serlo en Buenos Aires, lo cierto es que en el informe presentado a fines de noviembre del 2010 en México DF dice en su pag.25 (siempre de la versión en español) “El Plan de Movilidad Sustentable de Buenos Aires está abordando el asunto del transporte de la ciudad a través de un esfuerzo integrado que implica iniciativas en diez áreas, varias de las cuales incluyen mejoras significativas en infraestructura. Haber introducido líneas BRT en rutas estratégicas recortó el tiempo de recorrido en un 10% a 25% y en algunos casos hasta en dos terceras partes.”

Al momento de elaborar esa nota (fines de marzo de 2011), la única línea de transporte que se acerca al concepto de BRT se está construyendo sobre la Avda. Juan B. Justo con un avance de obra que no debe de superar al 40%

Ese mismo espíritu de verdad inexistente o falseada es el que acompaña a la mayoría de las iniciativas que el Informe destaca como hechos positivos respecto a la “Gobernanza Ambiental” de Buenos Aires.

¿Cuál puede ser el motivo por el cual los “expertos” mencionados no se tomaron el mínimo trabajo de verificar acerca de lo que se informaba? –Las hipótesis pueden ser varias, pero no viene al caso especular con ellas.



Lo real es que hoy la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es una de las ciudades más densificadas y congestionadas no solo de Latinoamérica sino del mundo. Los niveles de ruido son inaceptables en muchos puntos de la Ciudad y la contaminación atmosférica no alcanza la gravedad que existe en México DF o Santiago de Chile simplemente porque es una Ciudad abierta y con buenos vientos.

En la Ciudad se consume indiscriminadamente agua potable (para lavar aceras y autos) energía (para paliar los efectos de la mala construcción) hay muy pocos espacios verdes, transportes abarrotados,  no se concientiza a la población ni se aplican políticas consistentes para una mayor sustentabilidad productiva, social, urbana o cultural. Todo ello permanentemente agravado por un clima de especulación inmobiliaria sin límites
 
Buenos Aires, como toda ciudad, es un hecho único e incomparable. Con su propia identidad, con sus enormes debilidades y sus especiales fortalezas, que se la incluya en un Ranking de lo que sea, más arriba o mas debajo de cualquier discutible promedio, no tiene ninguna importancia, al menos para la mayoría de sus habitantes. Los verdaderos problemas de las ciudades latinoamericanas siguen tan ocultos e ignorados como siempre después de este informe.

Ver mas información http://www.lanacion.com.ar/1360444-en-mayo-la-ciudad-tendra-su-metrobus

Ver informe completo del Ranking de Sustentabilidad en español

 


 
 

 


Los derechos sobre imágenes y textos del sitio en su totalidad quedan reservados © Buenos Aires 2009 arqsustentable.net