Arquitectura Sustentable
Edificios y espacios urbanos sustentables
 
 


 

LA PERSONA MURIÓ, SUS IDEAS SIGUEN EN PIÉ

Por Romano Paganini

“Crear significa resistir”, escribió Stephan Hessel en su libro “Indignez-vous!” (Indígnense), “Y resistir significa crear.” Tenía 92 años cuando este franco-alemán lo publicó en 2010. Las palabras son de un hombre, que vivió en el pulso del siglo veinte. Hessel nació en el último año de la primera guerra mundial en Berlín, luchó después en la Résistance francesa contra los nazis, fue detenido y mandado a un campo de concentración. Desde un vagón pudo escapar y cuando volvió a Francia dijo: “- Tuve tanta suerte de salvarme, que ahora tengo una responsabilidad con los que no la tuvieron”.

Después de la guerra trabajó para la ONU y ayudó en definir la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Stéphane Hessel fue predestinado por ésa tarea.  Él no sólo vio la violencia contra los humanos. La sintió. La sintió como un Nelson Mandela, un Martin Luther King o un Mahatma Ghandi, con los cuales hoy día lo están comparando.

Cuatro millones de ejemplares de “Indignez-vous!” fueron vendidos y traducidos en varios idiomas. Su manifiesto de 32 páginas fue guía para el movimiento de los indignados, tanto en España, como en Francia, Alemania, Italia y otros países europeos. Su texto no era revolucionario ni novedoso, quizá un estudiante de la Puerta del Sol en Madrid también hubiese sido capaz de escribirlo. Lo que le dio peso al manifiesto fue la persona carismática que lo escribió. Ese hombre alto, bien vestido y con sus ojos sonrientes, no era sólo un referente moral de los Indignados, sino que él mismo vivió indignado ante las injusticias del siglo veinte. Los títulos de los dos otros libros que escribió más tarde, quedaron como orientación para el camino del movimiento: “Engagez-vous!” (Comprométanse, 2011) y “Déclarons la paix” (Declaramos la paz, 2012).

“La violencia no tiene efecto”, dice Hessel en “Indignez-vous!”. “El futuro va a ser la no violencia y la reconciliación de las culturas.” La persona que dijo eso murió a fines de febrero en París pero sus ideas seguirán en pié como las de Mandela, Luther King o Ghandi. Ahora hay que llevarlas a la práctica. En otras palabras: resistir y crear.

 

 

 


Todo contenido en este sitio puede ser reproducido con el único requsito de que se mencione arqsustentable.net como fuente